Striving for a Stronger Puerto Rico

July 10, 2019

Via Aids United https://www.aidsunited.org/blog/Default.aspx?id=3903

 

Rosaura López Fontánez, MSW/ LCSW es la Directora Ejecutiva de “Puerto Rico Community Network for Clinical Services, Research and Health Advancement”, Inc (PR CONCRA) en San Juan, Puerto Rico. Una defensora, por mucho tiempo, de Puerto Rico y su gente viviendo con o afectada por el VIH. Ella ha trabajado 35 años en el campo de VIH, 20 de estos en PR CONCRA. Nos encontramos con Rosaura para aprender más sobre el trabajo de PR CONCRA, las necesidades de la comunidad en Puerto Rico y cómo se mantiene motivada. 

¿Cuéntame un poco sobre tí y cómo fue tu comienzo en este trabajo? 

A la edad de cinco meses, migré a los EEUU con mis padres, quienes se fueron de Puerto Rico buscando mejores oportunidades económicas. Me envolví en el trabajo de base comunitaria desde una edad temprana, por mi mamá. Entre muchas cosas, mi mamá era una delegada de la Unión Obrera de Trabajadores de la Salud 1199. Así que comencé trabajo comunitario a una edad temprana en Nueva York. Fuí criada en la ciudad de Nueva York, donde fui educada y trabajé en organizaciones comunitarias, me casé y tuve mi primera hija. 

Años después, me mudé a Filadelphia. Fue en Filadelphia que irrevocable y completamente abracé mi identidad puertorriqueña. Estaba muy envuelta dentro de la comunidad. Trabajé como Consejera Educacional en ASPIRA de Filadelphia, donde atendimos a estudiantes jóvenes de la escuela superior con trasfondo de ser puertorriqueños y afroamericanos. Todos atados por la educación y futuro de nuestras generaciones jóvenes. Me matriculé en la Universidad de Temple, siendo la primera mujer puertorriqueña en un programa piloto de la administración de sociales. (Hoy esta es la escuela de trabajo sociales de la administración social.) 

Años después, volví a Puerto Rico con mis hijas y su padre. Comencé a trabajar con las instituciones juveniles, en programas educativos, clínicas terapéuticas y diálisis entre otras. Pero no fue hasta que comencé en la unidad de cuidado intensivo de psiquiatría en el Penitenciario Oso Blanco, que vi por primera vez la cara del SIDA. Han sido más de 35 años desde que por primera vez trabajé con el VIH, con los confinados. En 1999, comencé a trabajar en PR CONCRA como Directora del Centro de Jóvenes, al año me convertí en la Directora Ejecutiva, donde he estado hasta el día de hoy. 

PR CONCRA es una organización establecida con una base sólida desde hace tiempo en Puerto Rico. ¿Nos puedes compartir más sobre los servicios? 

En 2020, Puerto Rico CONCRA celebrará 30 años de servicio a la comunidad en general, especialmente la comunidad LGBTTQI. Puerto Rico CONCRA es una clínica sin fines de lucro con múltiples fuentes de fondos en la comunidad para la intervención temprana, establecida desde 1990. Nuestra meta es mejorar el acceso a servicios especializados en el cuidado y prevención del VIH/SIDA, a través de un medioambiente tipo “one-stop” con una variedad de cuidados. Por más de 20 años nuestra organización ha podido facturar servicios clínicos, como una asociación independiente de médicos. Durante ese tiempo PR CONCRA ha facturado por servicios adelantados, a los planes de seguros comerciales y de gobierno, como manera de reducir y minimizar nuestra dependencia de fondos federales. Somos participantes activos de la iniciativa 340B. 

Nuestros servicios incluyen: Pruebas de VIH, distribución de condones, manejo de caso clínico y preventivo (incluyendo PrEP y PEP), alcance comunitario, servicios médicos, enfermería, farmacia (contratada), programa de asistencia para drogas para VIH, cuidado dental, consejería nutricional de suplementos nutricionales, salud mental y transportación. PR CONCRA actualiza sus conocimientos sobre los ensayos clínico y estudios disponibles en Puerto Rico. Por años nuestra organización ha estado envuelta a nível nacional y localmente construyendo relaciones con universidades, centros de estudios, farmacéuticas y grupos comunitarios de manera que tengan presencia entre los líderes en ese campo. 

¿Existe alguna diferencia específica para operar una organización de servicios VIH en Puerto Rico, comparado a los EEUU? 

La diferencia en correr una organización en Puerto Rico comparado a los EEUU es que somos una colonia de los EEUU, no somos ni estado, ni país independiente, y de tal manera nos tratan. Somos una nación de hispanoparlantes que ha tenido que internalizar la práctica de imposición al inglés en cada nivel de nuestras vidas cotidianas, de igual manera la exclusión y obstrucción al desarrollo de nuestra gente. Como sea, los puertorriqueños han resistido en términos del lenguaje, cultura e historia (tenemos un historial de resistencia). Adicionalmente existe una gran diferencia geográfica en comparación, porque Puerto Rico es un archipiélago en el Caribe, con un clima y cultura diferente. 

Me considero una mujer caribeña, lo que significa que tu como, que no perteneces a ningún lugar. Para algunas personas en los EEUU nosotros somos los extranjeros, y para otros del caribe, somos privilegiados por nuestra relación sociopolítica con los EEUU. Instituciones filantrópicas en los EEUU no entienden este fenómeno, y nos aplican las mismas expectativas que a las organizaciones continentales. Por ejemplo, las instituciones filantrópicas en los EEUU les requieren que tengan sensibilidad y competencias cultural dentro de nuestra estructura organizacional. Como quiera, cuando llega el equipo para una visita fiscal, clínica y programática, siempre carecen de una persona que hable español. Definitivamente, eso tiene que cambiar. 

Eres una persona bien reconocida por abogar en el área del VIH, llegando a AIDS- Watch a través de los años y sentada en el Concejo de Política Pública de AIDS United. ¿Cuáles son algunas de sus prioridades en la abogacía? 

Puerto Rico no puede ser tratado como cualquier otro estado, porque no somos un estado, somos una colonia de los EEUU en el Caribe. Debemos ser tratados igualmente por nuestra relación con los EEUU, particularmente en cuantos los procesos de tomas de decisiones. Uno de los cambios mayores que hace falta, es que se abogue en la arena política de los EEUU, para cambiar políticas que excluyen a Puerto Rico de las tomas de decisiones. Puerto Rico merece y debe ser tratado con igualdad, si vamos a superar las serias disparidades creadas por nuestra situación política, especialmente en cuanto a derechos en salud, educación, empleo, vivienda entre otras. 

En años recientes los huracanes han hecho titulares para Puerto Rico. ¿Que quisiera que la gente sepa sobre los esfuerzos de recuperación? ¿Qué no fue cubierto en los medios principales? 

El huracán María, fue bien cubierto en los medios principales. Los medios principales y de igual manera los medios independientes también fueron esenciales en destapar los retos enfrentados después del huracán María y la lentitud en la recuperación. 

Los esfuerzos de recuperación aún siguen. Cosas que la gente debe saber, sobre el rol e impacto negativo de las aseguradoras en el proceso de recuperación. Organizaciones como PR CONCRA aún esperan por respuestas. 

La geografía juega un rol importante en la diferencia entre los EEUU y Puerto Rico, y esto se comprobó durante el huracán María y su impacto sobre la Isla. La Isla depende mayormente de apoyo externo, profesionales y suplidos que llegaron por avión y barcos. Puerto Rico no tiene autoridad de decisión sobre el tipo de barco que se permite entrar a la Isla. Esa decisión reside en la autoridad de los EEUU y nosotros sólo podemos conseguir ayuda a través de barcos de los EEUU. Dependemos de apoyo externo, pero no podemos recibir ayuda de países no autorizados por los EEUU. Por esto mucha gente murió; esperando por comida, agua, medicinas, simplemente lo esencial. 

¿Como te mantienes motivada en tu trabajo? 

Tienes que amar lo que haces. Tú tienes que amar a tu país y tu gente. Mi profesión ya no es una profesión para mí, es mi llamado y misión de vida. Yo sé y creo que social, económica y políticamente podemos estar mejor. 

Tenemos gente talentosa en todos niveles, tenemos profesionales que son ejemplos para los EEUU y el mundo. Pero por nuestra relación, no nos dan las oportunidades y siempre ha habido una representación de que los puertorriqueños son unos “recostados” y que dependen del apoyo de los EEUU. Esa creencia menosprecia la verdadera imagen de nuestra gente, gente orgullosamente trabajadora, quienes saben y creen que un mejor Puerto Rico es posible. 



 

Posted By: Sarah Hashmall, Communications Manager - Monday, July 08, 2019

 

Please reload

Featured Posts

Stigmatization at the doctor's office: Deterrent to care for people who inject drugs

May 25, 2018

1/9
Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
​© 2018 por El Punto en la Montaña